Cirugía Robótica de Próstata

Cirugía de Próstata con Robot da Vinci

La Cirugía da Vinci para el cáncer de próstata incorpora las mejores técnicas de la cirugía tradicional y las aplica a un método mínimamente invasivo asistido por robot. En una prostatectomía radical laparoscópica asistida por robot el cirujano realiza varios orificios pequeños (0,5-1 cm) en la piel, a través de los cuales inserta instrumentos especiales para extirpar la próstata que moverá desde el exterior a través guiándose por un sistema de visualización estereoscópica de alta definición.

Uno de los instrumentos tiene una pequeña cámara de video en el extremo, lo que permite que el cirujano pueda observar dentro del abdomen, permitiendo una mayor precisión y un manejo más delicado de las estructuras vitales.

También se introduce gas (CO2) para favorecer la visión del interior del abdomen creando un espacio amplio para desarrollar la cirugía.

Beneficios de la Intervención con da Vinci

La visualización, precisión, destreza y control otorgados por el sistema quirúrgico da Vinci ofrece las siguientes ventajas con respecto a otros procedimientos:

  • Estancia hospitalaria más corta
  • Menos pérdida de sangre
  • Menor necesidad de transfusiones de sangre
  • Menor riesgo de complicaciones
  • Menor riesgo de infección de heridas
  • Menos días con catéter
  • Menos dolor
  • Recuperación más rápida y vuelta a las actividades normales en un periodo de tiempo más corto
  • Retorno más rápido de la función eréctil (sexual)
  • Mayores probabilidades de recuperación de la continencia urinaria.

Cáncer de Próstata

La Próstata es la glándula sexual del hombre encargada de producir el semen. Es del tamaño de una nuez y se encuentra debajo de la vejiga de la orina, rodeando a la uretra. A diferencia de otro tipo de cáncer, el de próstata se caracteriza por evolucionar de forma muy lenta. El cáncer de próstata es extremadamente frecuente, aun cuando su causa exacta sea desconocida.

Se denomina Cáncer de Próstata al que se desarrolla en uno de los órganos glandulares del sistema reproductor masculino llamado próstata. El cáncer se produce cuando algunas células prostáticas mutan y comienzan a multiplicarse descontroladamente. Estas también podrían propagarse desde la próstata a otras partes del cuerpo, especialmente los huesos y los ganglios linfáticos originando una metástasis. Esta afección puede causar dolor, micción dificultosa, disfunción eréctil, entre otros síntomas.

La enfermedad se desarrolla más frecuentemente en individuos mayores de 50 años. Es el segundo tipo de cáncer más común en hombres. Sin embargo, muchos hombres que desarrollan cáncer de próstata nunca tienen síntomas, ni son sometidos a terapia. Diversos factores, incluyendo la genética y la dieta, han sido implicados en su desarrollo.