Cirugía de Riñon

Nefrectomía Radical y Parcial

La nefrectomía (operación para extraer el riñón) es la cirugía empleada para tratar el cáncer de riñón. El cáncer de riñón es bastante resistente a la radiación y a la quimioterapia, en consecuencia, el tratamiento universalmente aceptado para esta patología consiste en la extracción quirúrgica del riñón o de los tumores renales.

 

Dependiendo de la etapa y la localización del cáncer y de otros factores, en la cirugía se puede extirpar el tumor con un poco de tejido normal que lo rodea (nefrectomía parcial) o todo el riñón (nefrectomía radical). También puede ser necesario extirpar la glándula suprarrenal (la glándula pequeña ubicada encima de cada riñón) y la grasa que rodea el riñón. La mayoría de las personas operadas pueden vivir perfectamente con el riñón restante.

 

Si el tumor ha crecido desde el riñón a través de la vena renal (la vena que sale del riñón) hacia la vena cava inferior (la vena grande que desemboca en el corazón), puede que sea necesario detener el corazón brevemente para poder extraer el tumor. El paciente es sometido a una derivación cardiopulmonar (se emplea una máquina corazón-pulmón) que hará circular la sangre, mientras la desvía del corazón. Si usted necesita este procedimiento, un cirujano cardiovascular colaborará con su urólogo durante su operación.